loading
0

Decora tu casa al estilo rústico

El estilo rústico es ideal para sentir la naturaleza y darle un aire fresco y cálido a la casa. Es uno de los más populares a la hora de decorar y es fácil de adaptar a cualquier rincón del hogar. Combina materiales naturales y nobles, con el objetivo de lograr un ambiente relajado y tradicional, que nos trasporte al campo aunque estemos viviendo en el corazón de la ciudad.

Por su diversidad a la hora de combinar piezas, muebles o colores se divide en varios estilos. Entre los que podemos conseguir:

-El rústico italiano: nos traslada a la Toscana y se caracteriza por el uso de baldosas de piedra, interiores hechos en madera maciza de roble y sofás opulentos. 

-El rústico francés: consiste en usar muebles y accesorios con pequeñas imperfecciones y desgaste natural.

-El rústico escandinavo: nos lleva a viajar a Dinamarca o Noruega. Se basa en el uso de madera natural, colores azules y blancos, baúles antiguos y accesorios nórdicos.

-El rústico inglés: chimeneas, estanterías de libros o sofás Chesterfield de piel. Piezas de aire británico y con aire nostálgico son lo reyes de este estilo.

-El rústico country: inspirado en colores naturales como blancos, marrones o crema. Junto a materiales sencillos y muebles funcionales son la clave de este estilo.  

-El rústico americano o made in America: caracterizado por la combinación de madera, cojines estampados y tonos azules o naturales. 

-El rústico vintage: enamora por los colores rosados en estampados, vajillas o accesorios. Así como por el encanto de las piezas de aire romántico como muebles y cojines.  

No esperes más y déjate inspirar por este estilo, toma nota de las claves en nuestro post de hoy. Siéntete como en la naturaleza. 

*Decoración: 

Para las paredes se pueden usar fotos, cuadros o técnicas como craquelado o esponjado. En la cocina utensilios de madera o vajilla de cerámica y para el resto de la casa, lo mejor es usar objetos o accesorios con aire antiguo o apariencia desgastada como baúles o jarrones. También las piezas de metales oxidados, de look vintage, de zinc o de mercadillo. Así como las flores frescas, plantas y las alfombras.

*Colores:

Los más adecuados son los inspirados por la naturaleza, que nos aporten luminosidad, calidez y frescura. Tonos marrones (por la tierra), azulados (por el mar y el cielo) o verdosos (por los arboles). Colores como hueso, arena, beige, tostado, terracota, verdes blancos y rojos.

*Estampados:

Los usados en este estilo, son los motivos florales, los lunares, los cuadros y las rayas. Son el contraste perfecto, con los tonos pasteles, azules o rojos del resto de la decoración. 

*Materiales: 

Los principales son fibras naturales (lino, hilo, lana, algodón), piedra, cerámica, mimbre, alambre, madera (pino, roble, fresno, arce, teca, jatoba, wengué o bambú), piel y barro. Por esta diversidad, es que se crea ese aire natural y relajado al usar esta decoración.

Fuera de la decoración, la madera y la piedra también se usa en paredes o vigas dentro de la casa. 

*Muebles: 

Los de madera de aire artesanal, son los preferidos por su resistencia y dureza. Mesas con cajones, puertas de madera con cristal, cabeceras de cama, chimeneas, barandillas o muebles vestidos con diversos estampados, son algunas de las piezas que podemos ver en el estilo rústico. Todos muebles con personalidad y calidez.   

*Jardín:

No solo el interior del hogar puede tener este estilo, también podemos llevarlo al jardín añadiendo detalles sencillos y elementos decorativos como sillas, jarrones o teteras. Al final será un rincón que nos hará sentir bienestar.   

Ningun comentario disponible