loading
0

Cinco trucos para mantener una casa ordenada

Si eres un fanático del orden, lo más seguro es que conozcas a Marie Kondo, la japonesa experta en el orden. En su libro La magia del orden explica trucos para organizar la casa, que sirven para a su vez para ordenar nuestras vidas.

La gurú del orden defiende que tener la casa ordenada es saludable y nos hace felices; que el orden en el hogar o en nuestro lugar de trabajo influye en nuestro bienestar físico y emocional y determina el ánimo con que afrontamos los quehaceres diarios. Es por todo ello que ha creado su propio método para mantener el orden: el método Kondo (también conocido como KonMari), que ahora ha llevado a la pequeña pantalla a través de un reality show en Netflix, ¡A ordenar con Marie Kondo!

La realidad es que no se puede negar que el orden influye en nuestra vida, en cómo nos sentimos, organizamos y trabajamos, entre otras cuestiones. Una estancia ordenada y limpia nos aporta más estabilidad que una desordenada o abarrotada de cosas. Si quieres conocer las claves del método de Marie Kondo continúa leyendo, porque a continuación te explicamos los más importantes:

Deshazte de todo lo que no necesites

El primer truco es deshacerte de todas las cosas que no necesites o que ya no te aporten nada (en este caso felicidad, como dice Marie Kondo). Para ello recomienda juntar todos los artículos por categorías (libros, ropa, decoración del hogar, etc.) en diferentes montones y ser conscientes de la cantidad de objetos que tenemos. Muchos de ellos son cosas inservibles que nos da pena desechar y que para sentir que todavía son útiles los vamos cambiando de lugar. Una vez tengamos los montones preparados, debemos quedarnos solamente con los objetos que nos aportan algo. Por ejemplo, un criterio para escoger la ropa es pensar qué prendas no te has puesto en el último año. De esta manera sabrás de cuál te puedes desprender. 

La cosa se complica cuando se trata de objetos con valor sentimental, pero Marie Kondo aconseja no guardar nada por compromiso y comprobar si el objeto nos hizo feliz en otro momento de nuestras vidas o si lo hace en la actualidad. Este es el criterio para deshacerte de tus pertenencias. Sin embargo, no hace falta que las tires, sino que las puedes vender o donar a alguien que sepas que va sacar mejor provecho.  Una vivienda con menos cosas que ordenar será, probablemente, una casa más ordenada.

Cada objeto en su lugar

Una vez que te hayas quedado con los objetos indispensables, es momento de ordenarlos.  Este es el segundo tip, y para ello debes categorizarlos y establecer un lugar para cada uno. Esa es la clave para tener una casa ordenada. Clasifica la ropa, los libros y los documentos según el criterio que más práctico te resulte, intentando que en un futuro buscarlos sea una tarea fácil y rápida y que, además, los objetos siempre vuelvan a su sitio. Puedes ordenarlos por color, tipo, tamaño o función, por ejemplo. Al fin y al cabo, se trata de crear un hábito y organizar tus pertenencias de manera práctica para acostumbrarte a guardarlas en su lugar.

Cajas para ordenar

Para el almacenamiento no es necesario tener separadores ni accesorios de almacenaje innovadores, sino que debes buscar la máxima sencillez, evitando los productos sueltos, pues dan sensación de desorden. Para ello puedes utilizar cajas con las que almacenar desde objetos pequeños, como la bisutería, a más grandes, como aparatos electrónicos. Intenta que sean cuadradas o rectangulares, porque las redondas desperdician mucho espacio.

Saca partido al espacio

A menudo no somos conscientes de todos los espacios que tenemos en casa a los que no sacamos provecho para almacenar y organizar nuestras pertinencias. Rincones, bajos de armarios o incluso paredes son espacios útiles que podemos utilizar para ordenar todo aquello que no nos cabe en lugares habituales. Si crees que a tu casa no le quedan huecos, te recomendamos leer este post para comprobar si es verdad. En él te explicamos cómo ganar espacio utilizando puertas correderas.

Aun así, tener más espacio no significa poder almacenar más objetos (recuerda el primer truco), sino tener más lugar donde distribuirlo.

Ordena la casa de golpe

Como dice el refrán, no dejes para mañana lo puedas hacer hoy. Así que, una vez te has puesto a ordenar la casa, si puedes hazlo de una sola vez: ver los resultados de inmediato te motivará. Además, así evitarás acumular más objetos entre cada vez que ordenas tu hogar. El truco de Marie Kondo para tener la casa recogida es hacer una primera gran intervención y después mantener el orden diario.

Ahora que ya conoces algunos trucos para ordenar, puede que te preguntes cuándo empezar: para Marie Kondo el mejor momento es por la mañana, que es cuando más despejados estamos. Pero la realidad es que cualquier momento es bueno para poner orden a nuestra casa y, de paso, a nuestra vida para ser más felices.

Ningun comentario disponible