loading
0

Ventajas y desventajas de los muebles a medida

Decorar una casa o una estancia es un proceso emocionante. Buscar fuentes de inspiración en revistas, páginas web y redes sociales, tomar medidas de la casa, hacer esbozos rápidos organizando el espacio, recorrer tiendas… todo ello en busca de los elementos decorativos que más se ajustan a lo que buscamos.

El estilo de decoración de nuestra casa nos define: con él transmitimos nuestra personalidad y nuestros gustos. Aquí reside la importancia de estar completamente convencidos de que la decoración de nuestra casa es la que nos representa. Debemos elegir cada mueble con cuidado, y para ello tenemos dos opciones. La primera: comprarlos en tiendas escogiendo aquellos que más se adapten a nuestras necesidades, fundamentalmente en relación al tamaño, estilo y precio. La otra opción que tenemos es encargar muebles a medida. Podemos acudir a un carpintero para los fabrique exactamente como nos los imaginamos.

Escoger muebles a medida tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. A continuación te los desvelamos.

Un mueble personalizado

Sin duda, la principal ventaja de cualquier tipo de mueble a medida es poder personalizarlo a nuestro gusto, ya sea en función del tamaño, el estilo o el material. Podemos elegir un armario que se ajuste completamente a un espacio vacío o un cabecero adaptado a la medida de nuestra cama y que siga la línea de decoración del dormitorio. De esta manera conseguimos integrar los perfectamente  en el diseño de la casa, en su arquitectura, y aportar personalidad al hogar.

Diseño y exclusividad

La libertad de elección de los materiales, las formas y los estilos aportan exclusividad a nuestros muebles. Son piezas únicas que no solo se ajustan a nuestras necesidades y las de nuestra casa, sino que a la vez representan nuestra personalidad. Podemos elegir muebles a medida para todo tipo de estancias: cocinas, entradas, baños, salones, dormitorios… cualquier rincón es bueno para incluir un mueble a medida.

Variedad de materiales

Además de elegir un diseño que exprese cómo somos, también podemos elegir el tipo de materiales. Madera, aluminio, tela, piel… es momento de explorar las posibilidades y escoger aquellas que más nos gusten y que, además, más se adapten a nuestras posibilidades económicas.

Aprovechar el espacio al máximo

Al tratarse de muebles a medida, gracias a ellos podemos aprovechar cada espacio de nuestro hogar. Adaptándolos a los entrantes, esquinas y huecos irregulares podemos hacer que cada metro de nuestra casa sea útil.

Precios más elevados

En los muebles a medida encontramos principalmente dos inconvenientes. El primero de ellos es el precio: y es que, aunque podamos adaptarlo en función del tamaño, diseño y materiales, los muebles a medida suelen tener unos precios más elevados que los de tienda. Pero también hay fabricantes que, mediante un proceso automatizado e informatizado, realizan piezas totalmente personalizadas a un precio no superior al de los muebles estándar.

Forma parte de la estructura del hogar

Al tratarse de muebles pensados y diseñados específicamente para un espacio en concreto, es más difícil cambiarlos para utilizarlos en otros. Como se encajan en el espacio a la perfección, pasan a convertirse, en cierta medida, en elementos de la arquitectura de la casa. Por lo tanto, no son muebles de quita y pon. Aquí reside la importancia de escoger aquellos de los que estemos totalmente convencidos y de elaborar un diseño detallado que no deje ningún aspecto a la improvisación.

Para lograr un resultado optimizado, solo debemos tener claro el lugar que ocupará el mueble, las medidas, los usos que tendrá, el presupuesto disponible y el diseño (estilos, materiales, colores, etc.). Con todas estas cuestiones es hora de hacer realidad nuestros muebles a medida.

Ningun comentario disponible