loading

Protege tus suelos de madera

La madera es uno de los materiales más usados en los suelos de casa. Esto se debe, a que la madera es biodegradable , reciclable, duradera, bonita, aporta calidez y es fácil de combinar. Aunque es importante tener en cuenta, que es un material delicado y debe tener un mantenimiento mínimo, para conservarlo en buen estado por mucho tiempo.  

Los problemas más comunes en los suelos de madera, son las manchas, golpes, rayones y la perdida de brillo o color original, todo esto debido al uso constante. Y como esto no podemos evitarlo, en nuestro post de hoy hablamos sobre algunos consejos para nutrir, recuperar y proteger los suelos de forma sencilla y fácil. 

Es importante que tengamos en cuenta varios aspectos, a la hora de hacer el mantenimiento de los suelos. Esto ayudará, a que se haga de la mejor manera posible y con los productos adecuados para cada caso. 
En primer lugar, debemos conocer su origen: artificial o natural. 
En segundo lugar, el tipo de madera: dura, blanda, fibras, aglomerada o contrachapada.
En tercer lugar, ubicación: si esta en interior o exterior porque los factores ambientales influirán de gran manera.   

Una vez tengamos claro, estos tres puntos podremos poner en marcha los siguientes pasos:

1.- Limpiar los suelos con jabones especiales para madera o jabones neutros. Evitar hacerlo con una escoba, en su lugar usar un trapeador de tela o el aspirador. 
2.- Cada 15 días, hacer una limpieza más profunda con un producto específico y de pH neutro. 
3.- Una vez al mes, colocar sobre el suelo barniz. Dejar que se penetre bien para que la madera pueda nutrirse y así evitar, la comunes manchas que se hacen al caminar sobre el barniz húmedo.  
4.- Encerar los suelos, si el material es madera natural habrá que hacerlo con mayor frecuencia que si es artificial.
5.- Colocar en las patas de mesas, sillas o muebles unos protectores. De esta forma cuando los mismos se muevan, no rayaran el suelo. 
6.- Lijar el suelo dos veces al año, luego colocar la cera o el barniz usado en el mantenimiento básico. 
7.- Cuando se ha perdido el brillo original, lo mejor es poner un barniz del tono de la madera una vez al mes. 
Luego de todos estos paso, hay tres casos específicos donde te recomendamos seguir los siguientes consejos:

*Para mantener el color y el brillo original de la madera:
Limpiar cada semana el suelo de grasa, polvo o pelusas Y luego aplicar un abrillantador. Este se debe mezclar con agua y pasarlo con una fregona escurrida. Luego colocar cera que ayudará a proteger, nutrir y a conservar el brillo y color natural. 

*Para evitar rayones o arañazos: 
Colocar en las puertas o en la zona de los niños alguna alfombra o tapete, para que así se evite la entrada de polvo o piedras a casa y de que los niños jueguen directo sobre el suelo. Colocar la cera para disminuir el aspecto desgastado y aportar al suelo una capa protectora y un brillo reparador.

* Para evitar manchas en el suelo
Cuando se den, es importante actuar rápidamente y así evitar que penetre en la madera y la deteriore más. Usar cera para aportarle brillo y protegerlo del uso diario.

Sigue todos estos consejos, tendrás unos suelos de madera conservados por más tiempo y en buen estado. Si tienes alguna idea o consejo más, sobre mantenimiento de suelos de madera, te invitamos a que no las coloques en comentarios. 

Ningun comentario disponible